| 

Congreso de la CDMX simula fortalecer derechos de periodistas y permite que deban revelar sus fuentes ante autoridades

Congreso de la CDMX simula fortalecer derechos de periodistas y permite que deban revelar sus fuentes ante autoridades

ACERCA DEL AUTOR Periodismo Nacion MX

Asociación Civil sin fines de lucro


La Asociación Periodismo Nación MX celebra que a partir de hoy la Ciudad de México se convierte en la primera entidad del país que protege a los periodistas con el Secreto Profesional y la Cláusula de Conciencia.

Reconocemos el gran esfuerzo que realizó la Comisión de Protección a Periodistas de la primera legislatura del Congreso de la CdMx para reglamentar los derechos de periodistas que consagra la Constitución de la capital del país.

Sin embargo, nos alerta y nos preocupa que el grupo mayoritario de Morena se colocó como un enemigo de los periodistas al cometer graves omisiones legislativas que vulneran a personas que se dedican al ejercicio periodístico en la capital del país.

Nos referimos a que decidieron modificar el concepto de periodista y eliminar el de colaborador periodístico, ambos avalados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la acción de inconstitucionalidad 84/2015, donde fueron declarados constitucionales e hipergarantistas.

Con esta omisión legislativa de Morena se violó la Constitución de la CDMX que en su artículo 7, inciso C, fracción 2 los establece de forma expresa como se muestra a continuación:

Artículo 7
Ciudad democrática

C. Libertad de expresión

2.       Las personas profesionales de la información tienen derecho a desempeñarse de manera libre y a mantener el secreto profesional, que salvaguarda a periodistas y colaboradores periodísticos en cumplimiento de sus funciones, así como a no ser obligados a revelar sus fuentes de información. En su desempeño se respetará, como eje fundamental, la cláusula de conciencia para salvaguarda de su dignidad personal y profesional e independencia.

Esta omisión legislativa además de inconstitucional deja en vulnerabilidad a fotógrafos, camarógrafos, editores, coeditores, redactores, auxiliares, columnistas, articulistas y demás personas que forman parte de la industria del periodismo.

Asimismo, nos decepciona que Morena se obstinó en dejar desprotegido al periodista en la ley del Secreto Profesional porque en su artículo 5 dejó abierta la posibilidad de que los periodistas sean obligados por autoridades jurisdiccionales a revelar sus fuentes, lo que pondrá en riesgo su actividad y su vida.

Se hizo el intento de dialogar con los legisladores pero hicieron oídos sordos, por ello hacemos un llamado respetuoso a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, para que observe la ley aprobada y haga las modificaciones en bien del gremio, ya que ella ha dicho públicamente que es defensora de la libertad de expresión y ha luchado por recuperarla en la CDMX, lo cual hoy resulta una simulación por parte de los legisladores de Morena. 

Confiamos en que la Jefa de Gobierno escuche nuestras peticiones antes de publicar la ley que de entrar en vigor en sus términos será inconstitucional y motivo de juicios de amparo.

También solicitamos a la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para que haga una revisión de la ley y emprenda acciones legales correspondientes si es que tiene un compromiso real con la libertad de expresión.

El periodismo en la Ciudad de México avanzó hoy un paso, pero retrocedió dos y haremos lo consecuente legalmente para no dejar a los compañeros en la indefensión y para que puedan hacer exigibles los derechos de periodistas que consagra la Constitución de la CdMx.

Finalmente, estamos de plácemes porque la CdMx se pone a la vanguardia y avanza en la ruta de protección y dignificación del periodismo en el país y esperamos en que se convierta en ejemplo para lograr algún día que la Cláusula de Conciencia esté en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y así se proteja a todos los periodistas del país que contribuyen al derecho a la información de la sociedad.